FES | Federación Española de Sociología

XII Congreso de la FES

Comportamiento estratégico en las elecciones generales de 2015

GT 8 Sociología Política

Autor/a
Carlos Fernández Esquer (Universidad Autónoma de Madrid)
Coautor/es
José Rama Caamaño (Universidad Autónoma de Madrid)

Programa:

Sesión de comunicaciones orales Franja 2 : Diagnósticos del cambio político en España
Responsable(s): Juan Jesús González (UNED)
Tipo de sesión: Sesión de comunicaciones orales
Día: jueves, 30 de junio de 2016
Hora: 16:00 a 18:00
Lugar: S06

En las pasadas elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 se empleó el mismo sistema electoral que viene utilizándose en España desde los primeros comicios de 1977 para transformar los votos en escaños. Sin embargo, sus efectos esta vez se desplegaron sobre nuevos actores políticos. Estos nuevos partidos habían tenido ya un apoyo significativo en las elecciones europeas de mayo de 2014 y, sobre todo, a partir de las locales y autonómicas celebradas a lo largo de 2015.

A la luz de los resultados que han arrojado estos últimos comicios, parece necesario reconsiderar, o al menos matizar, los efectos clásicos que solían atribuirse al sistema electoral del Congreso de los Diputados -elevada desproporcionalidad y fomento de dinámicas bipartidistas-, así como los sesgos que también se le imputan -mayoritario y conservador- (Lago y Montero, 2005; Penadés y Santiuste, 2013).

Asimismo, y con independencia de los efectos mecánicos producidos por el sistema electoral, resulta pertinente analizar los efectos psicológicos inducidos por el propio sistema (Duverger, 1965: 244 ss.). En esencia, estos efectos suponen que tanto las elites como los electores adoptan estrategias para maximizar sus resultados, al ser conscientes de las repercusiones que producen los efectos mecánicos del sistema. Por lo que respecta a los partidos, en estas elecciones ha sido evidente su comportamiento estratégico a la hora de construir coaliciones electorales que les permitieren aminorar las consecuencias negativas del poderoso efecto reductor del sistema electoral español (Sartori, 1994). Desde la perspectiva de los votantes, este tipo de efectos psicológicos se manifiestan en el comportamiento conocido como voto útil. Éste consiste en la percepción por parte de los electores de que su primera preferencia política tiene escasas o nulas posibilidades de obtener representación, por lo que se inclinan finalmente por un partido mayoritario, cercano en el espectro ideológico, con el fin de no “desperdiciar” así su voto (Lago y Lago, 2000; Moreno y Oñate, 2004).

Al igual que había sucedido en las primeras elecciones democráticas de 1977 y 1979, los electores han ejercido su voto “a ciegas”. Este trabajo examina por qué ha caído el recurso al voto útil y en qué medida los partidos, mediante la estrategia de formar coaliciones electorales, han conseguido solventar los efectos mecánicos del sistema electoral. Probablemente, la percepción de cambio político por parte de los votantes y el cálculo racional de los partidos que conocen bien los rendimientos de las reglas del juego electoral, ayudan a explicar los resultados de las elecciones generales.  

Palabras clave: Sistema electoral, efectos psicológicos, voto estratégico, coaliciones electorales.